Barcelona, 15 de noviembre de 2018.- La Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (FEFAC) ha analizado la campaña informativa "La atención sanitaria no es un negocio" iniciada esta semana por la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería (CGE) y el Sindicato de Enfermería SATSE, en la que se realizan, entre otras afirmaciones, que “la farmacia comunitaria es una privatización encubierta de la Sanidad Pública”, que “la farmacia comunitaria no tiene respaldo legal” o que “las farmacias son el único monopolio que queda en España”, y en la que se ataca el modelo de farmacia español.

FEFAC considera que la labor conjunta de los diferentes profesionales sanitarios que conforman el sistema de salud hace de España uno de los países de Europa con una mejor sanidad y eficiencia sanitaria más alta. Así lo confirma la clasificación elaborada por el libro Mejor gasto para mejores vidas que ha publicado recientemente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y también el informe anual Bloomberg, que sitúa al sistema sanitario español como el mejor de Europa.

Conocimientos y capacidad de respuesta

En este sistema sanitario en el que la labor de los profesionales suma en beneficio del paciente, el profesional farmacéutico aporta su conocimiento del medicamento, dado que es el profesional más formado en sus características, uso y correcta administración, así como en los efectos secundarios que este produce en el organismo. El farmacéutico es quien mejor conoce qué efectos provoca el medicamento en el cuerpo y cómo el cuerpo reacciona con el medicamento.

A este conocimiento experto se suma la capacidad del farmacéutico de actuar en cualquier lugar del territorio, de forma inmediata, sin espera y sin coste añadido aportando la máxima equidad en el acceso al medicamento. El farmacéutico es, en la mayoría de ocasiones, el primer o último profesional sanitario en contacto con las personas para ayudarles a resolver sus dudas sobre medicación y uso correcto. En este sentido, puntualizar que España es el tercer país europeo que cuenta con mayor número de farmacias independientemente de las respectivas cifras de población de cada estado, después de Francia y Turquía, según el informe "Promoviendo la eficiencia, mejorando vidas” de la patronal europea Pharmaceutical Group of the European Union (PGEU).

Los farmacéuticos son de los profesionales mejor valorados en todo el mundo, según el informe elaborado por GkF Verein, una empresa de estudios de mercado y experiencia de usuarios que cada dos años realiza un informe a nivel mundial, en el que analiza la confianza que tienen los bancos ciudadanos en quienes prestan un servicio profesional. Los farmacéuticos están dentro del grupo de cabeza (92%), junto con los bomberos (97%) y el personal de enfermería (93%).

Asimismo, un sondeo del Ministerio de Industria realizado en 2016 pone de manifiesto que el 80,4% de los ciudadanos confían “mucho” o “bastante” en el profesional de la farmacia. Siete de cada 10 encuestados de edades comprendidas entre 35 y 49 años afirma haber entrado a una farmacia a solicitar consejo, y lo mismo declaran seis de cada diez personas de 50 a 64 años.

Actitud próxima y calidad de la atención farmacéutica

Conocimiento y capacidad de respuesta son valores del profesional de la farmacia que suman, pero su actitud humana y la calidad del servicio, confirmada por los citados y otros informes, no solo suma, sino que multiplica el valor de este profesional. Por este motivo, sistemas sanitarios tan diferentes como el latino, en Francia o Portugal, o el anglosajón, con la campaña impulsada por el National Health System (NHS), ‘Pharmacies first’, quieren orientar al paciente a las farmacias, sitúan a la oficina de farmacia como el primer punto de acceso, seguimiento, prevención y control del sistema sanitario, filtrando patologías menores, realizando seguimiento fármacoterapéutico que mejore la adherencia al tratamiento y realizando cribados a poblaciones diana, además de informar y formar al ciudadano en hábitos de vida saludables. Todo esto aporta un mejor servicio de salud a las personas y garantiza la sostenibilidad del sistema sanitario, al favorecer la priorización. 

La misma Agrupación Farmacéutica Europea, en su Annual Report 2017, “Measuring health outcomes in community pharmacy”, además de destacar la importancia del profesional farmacéutico en la dispensación de medicamentos y la promoción de su uso racional, recopila datos sobre la situación de las farmacias por lo que respecta a los servicios de control y medición: el 90% de las farmacias de Europa controla la presión arterial y el peso; el 77% mide la glucosa; el 73% mide los niveles de colesterol en sangre; el 43% da soporte a pacientes con EPOC; el 43% ofrece servicios relacionados con el control de la diabetes; y el 37% se encarga del abordaje de la hipertensión. En referencia a la vacunación, el informe asegura que un 40% de los países vacunan contra la gripe estacional y el 17% también administra vacunas para otras enfermedades, como por ejemplo vacunas para viajeros, neumococo o papiloma. Finalmente, destaca que el 70% de las farmacias europeas ofrecen servicio de cesación tabáquica y que el 27% realiza intercambio de jeringuillas.

Solo desde el punto de vista corporativista se entiende el no querer contar y menospreciar todo este valor, tan preciado por otros modelos sanitarios, en los que la farmacia, el farmacéutico y sus equipos desarrollan su labor en beneficio de la salud de las personas, integrados y coordinados con el resto de profesionales para lograr la excelencia. En palabras de Antonio Torres, presidente de FEFAC: "Si sistemas sanitarios avanzados de todo tipo han implicado intensa y progresivamente a la oficina de farmacia en beneficio de la salud de las personas, como herramienta de mejora de su eficacia, eficiencia y sostenibilidad con la plena satisfacción del usuario, ¿deberían autoridades atender aspiraciones exclusivamente corporativistas ignorando los mejores resultados en salud que aporta el considerar la oficina de farmacia como en los sistemas sanitarios más evolucionados? Las farmacias no pretenden sustituir a ningún otro profesional sino aportar aquello que otros no pueden, como dice la Madre Teresa de Calcuta 'Si tú haces lo que yo no puedo y yo hago lo que tú no puedes, juntos podemos hacer grandes cosas'".

Ubicació

C/ Casanova, 84-86 Entr. 1ªC
08011 Barcelona

Telèfon

Tel. 93 323 24 22

Contacte

Empresarials que formen part de FEFAC

A.G.F.E Associació Gironina Farmacèutica Empresarial

AFB - Associació de Farmàcies de Barcelona

AFET - Associació Gironina Farmacèutica Empresarial

AFET - Associació de Farmacèutics amb Oficina de Farmàcia a Tarragona

A.G.F.E Associació Gironina Farmacèutica Empresarial

A.G.F.E - Associació Gironina Farmacèutica Empresarial

AFELL - Associació de Farmacèutics Empresaris de Lleida

AFELL - Associació de Farmacèutics Empresaris de Lleida

Col·laborem amb
Frena el sol, frena el lupus
La farmàcia, el cor del barri
Amb la col·laboració de
CaixaBank