• FEFAC expuso el papel que la farmacia y los farmacéuticos pueden ejercer ante las actuales necesidades sociales y económicas, epidemiológicas y sanitarias, con un conjunto de acciones estratégicas y coyunturales
  • La necesidad de incluir y sumar la farmacia y el farmacéutico en los planes de refuerzo de Atención Primaria que se diseñen ha sido uno de los temas clave de la reunión
  • La propuesta de FEFAC y FECASARM permite mejorar la actividad económica de ocio seguro, identificando casos asintomáticos y sumando las farmacias como puntos estratégicos para realizar cribados, informar respetando la privacidad y promover la vacunación
  • Las farmacias podrían emitir el Certificado Digital COVID de la UE como ya se está haciendo con los monitores de ocio educativo en Cataluña y en las farmacias de Aragón
  • Habilitar las farmacias y farmacéuticos como centros de vacunación permitiría aprovechar la confianza del ciudadano en su farmacéutico para incrementar las tasas de cobertura, dotando al sistema de muchísimos puntos de vacunación

Barcelona, 21 de septiembre de 2021.- El viernes, 17 de septiembre, el presidente de la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (FEFAC), Antoni Torres, y la presidenta de la Associación Gironina Farmacèutica Empresarial (AGFE), Carme Rigall, se reunieron con la secretaria general del Departament de Salut, Meritxell Masó. Los temas tratados en esta reunión fueron la participación, implicación y colaboración de la farmacia comunitaria y de los farmacéuticos en el Sistema de Salud para mejorar el servicio al ciudadano y la eficiencia del mismo sistema, incrementando las responsabilidades y aportación de la farmacia.

FEFAC expuso a la secretaria general del Departament de Salut el papel que la farmacia puede ejercer ante las necesidades sociales, epidemiológicas y sanitarias del momento, entregando un conjunto de propuestas sobre cómo la farmacia y el farmacéutico pueden ser parte de la solución para hacerle frente. Para ejemplificar las propuestas, los representantes de FEFAC centraron la información sobre tres aspectos de actualidad: la aportación de las farmacias para mejorar la actividad económica segura de ocio; dar respuesta a las necesidades sociales; emisión del Certificado COVID de la UE; y habilitar las farmacias y los farmacéuticos como centros de vacunación.

Mejorar la actividad económica de ocio seguro y dar respuesta a las necesidades sociales

Por lo que respecta a la apertura de forma segura de ocio nocturno, hostelería, cultura y realización de actividades en grupo, creando espacios de muy bajo riesgo de contagio, FEFAC destacó el doble papel de la farmacia: realizando test de diagnóstico y notificando el resultado, y también certificando su bajo riesgo de contagio (vacunación, haberlo pasado o test negativo) de manera que cuando a posteriori el ciudadano necesite demostrarlo, sus datos personales y de salud queden preservados. Al mismo tiempo, facilitando que Salud Pública, en caso necesario, pueda realizar la trazabilidad de contactos de manera automática. Esta propuesta se trabajó y presentó conjuntamente al Departament de Salut por parte de FEFAC y FECASARM (Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales). También fue expuesta a finales de agosto a Albert Batlle, teniente de la alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, Gemma Garcia, asesora de la tenencia de la alcaldía y Carme Borrell, directora de a Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB). La iniciativa permite mejorar la actividad económica de forma segura, identificando casos positivos asintomáticos sumando a las farmacias como puntos geográficos uniformemente distribuidos para realizar cribados, informar y colaborar en la mejora de las tasas de vacunación.

Emitir el Certificado Digital COVID de la UE

Actualmente las farmacias catalanas realizan dos tipos de test: los de autodiagnóstico, que permiten obtener un informe clínico, disponible en la carpeta “La Meva Salut” del ciudadano, y los de diagnóstico, como los enmarcados en la campaña sanitaria para las actividades de ocio educativo con generación del Certificado Digital COVID de la UE. Actualmente, las personas de otras comunidades, extranjeros o residentes no regularizados no pueden recibir ningún documento oficial para demostrar su estado de inmunidad, pero tampoco se tiene ningún tipo de control epidemiológico sobre los mismos, generándose así posibles focos de contagio. En este caso, el papel de la farmacia puede ser doble: realizando test de diagnóstico, que permitan la obtención del Certificado Digital COVID de la UE a todo el que lo desee (para viajar, trabajar y asistir a eventos…) y notificando los resultados al CatSalut o Salud Pública para poder identificar los casos positivos, sean o no ciudadanos identificados en el CatSalut.

Habilitar las farmacias como puntos de vacunación

La campaña de vacunación ha sido un éxito indudable y es el arma más eficaz contra la pandemia. Es también un hecho que los índices de vacunación están estancados, que hay que incrementarlos y que no se está llegando suficientemente a los no vacunados con medios que faciliten el cambio de opinión respecto a vacunarse. En este caso, desde FEFAC se propone habilitar y sumar las farmacias y los farmacéuticos que lo deseen como centro de vacunación, garantizando los mismos niveles de seguridad que en el resto de servicios actuales.

Esta propuesta aprovecha la confianza que el ciudadano tiene en su farmacéutico para eliminar miedos, hacerlo consciente de la necesidad e importancia de vacunarse, y que una vez aceptada, sea vacunado inmediatamente. Numerosos países desarrollados y de nuestro entorno ya utilizan este recurso. Materializando esta propuesta, el sistema también se dotaría de muchísimos más puntos de vacunación, entrenados y organizados para que, en caso de ser necesaria una nueva vacunación, se puedan realizar sin estresar nuevamente al sistema, llevando al límite a los profesionales y habiendo de reducir las acciones clínicas en que son imprescindibles.

“Estos tres ejemplos ilustran perfectamente el papel estratégico que la farmacia y el farmacéutico pueden aportar en beneficio de todos: ciudadano, sistema sanitario y farmacia comunitaria”, asegura el presidente de FEFAC, Antoni Torres. “Son propuestas hechas desde el convencimiento de que, solamente sumando a todos los profesionales, con las actitudes responsables de las personas y con la coordinación y protocolos del sistema de salud seremos capaces de vencer el virus”, concluye.